Trabajar en casa o en un coworking

Si aún no sabes si decidirte por el home office o un coworking, responde estas preguntas para que sepas qué le conviene a tu nuevo negocio.

Si eres un nuevo emprendedor es probable que te encuentres en una situación en la que no sabes cómo diseñar tu nueva rutina de trabajo, o incluso es probable aún no sepas que debes de tener una rutina de trabajo. 

Hacer el cambio de la rutina de empleado al profesional independiente, el freelance o el empresario, puede ser difícil al principio, una de las cosas más importantes que debes definir es ¿dónde y cómo voy a trabajar?

Trabajar desde casa puede parecer un sueño dorado al principio. Te imaginas trabajar en tus propios horarios sin nadie que te diga qué hacer. En bata, desayunando a las 11 del día y desde tu cama, si no te sientes con ganas de levantarte temprano.

Para bien o para mal, la realidad es que la dinámica de trabajo desde casa tiene muchas consideraciones especiales que en el mediano plazo pueden volverse contra ti y disminuir tu productividad y por lo tanto, tus posibilidades de éxito.

Una de las mejores alternativas para emprender hoy en día es trabajar en un espacio de coworking. Si no estás listo para invertir en oficinas o no quieres hacerlo, pasar una parte de tu día en un espacio de trabajo compartido puede ser una buena alternativa para ti.

Trabajar en un espacio de coworking funciona, pero antes de decidirte tienes que hacerte estas cuatro preguntas para definir si eres de los que trabajan bien en espacios compartidos o no.

¿Mi tipo de negocio requiere de un ambiente profesional social?

Si por tu trabajo tienes que recibir clientes constantemente, hacer juntas con socios o empleados, hacer eventos o videoconferencias, lo más seguro es que no quieras hacerlo desde la sala de tu casa.

La mayor parte de los espacios de coworking tienen ambientes compartidos donde puedes recibir a tus invitados sin necesidad de invertir miles de euros en un bonito lobby con buen diseño.

¿Soy de los que pueden concentrarse en diferentes circunstancias? Trabajar en un espacio compartido implica tener junto a ti a alguien hablando por teléfono a gritos sobre la junta con el director de no sé qué empresa, aunque no tenga nada que ver contigo o con tu negocio.

Si vas a trabajar en un espacio de esta naturaleza tienes que asumir que va a haber distracciones y que no siempre vas a poder estar en completo silencio, porque básicamente de eso se trata.

¿Mi casa está cerca de los 3 lugares más comunes que tengo que visitar?

Como emprendedor, tienes al menos 3, 4 o 5 lugares que vas a visitar con frecuencia:

1. Las oficinas de tus clientes

2. Las oficinas de tus proveedores

3. El banco

4. Restaurantes

5. Otros

¿Tendré que contratar gente en el mediano plazo?

El teletrabajo es una buena opción para proyectos basados en tecnología. Pero muchas veces si trabajas con un equipo creativo, de ventas o de toma de decisiones es mejor estar en el mismo lugar.

Si ese es el caso de tu negocio, lo mejor será que tengas un espacio privado donde puedas tener juntas, sesiones de brainstorming, etc.

¿Mi negocio se puede llevar en una portátil?

Trabajar en un espacio compartido tiene muchas ventajas, una de ellas es que puedes moverte de una estación de trabajo a otra, irte al jardín o la terraza, o ir a casa si un día quieres. La filosofía del trabajo compartido es de movilidad, que sólo es funcional para cierto tipo de negocios.

Si la respuesta a la mayoría de estas preguntas es sí, trabajar en un coworking puede ser una buena alternativa para ti.

Si vas a tomar esta decisión asegúrate de encontrar estimulante que te saque del aislamiento del emprendedor, porque recuerda que trabajar en un espacio compartido no es solamente acerca de las salas y los escritorios, es principalmente acerca de la comunidad. *Fuente: Entrepreneur.

www.frescow.com