Conde de Mirasol

Conde de Mirasol es uno de los mejores AOVE del mundo, tal y como lo refrendan la multitud de premios internacionales que la marca ha ido cosechando en los últimos años. En el briefing se nos pedía llevar a cabo un diseño disruptivo y muy exclusivo. El elevado precio de la marca permite producir un envase único y muy especial que seduzca, atraiga y no deje indiferente a los fieles y nuevos consumidores de la marca. Desde la base de la icónica imagen de una Jerrycan se le imprime al packaging un aspecto de auténtico lujo a través de una pátina dorada. Por último, estampamos la Jerrycan con el grabado con la enseña heráldica de la familia creando esta arriesgada y original propuesta.